Nicola Tanno (Stop Bales de Goma): “Esto es violencia”

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Rotundo. Nicola Tanno fue rotundo en su turno de réplica a las preguntas que le formuló Pere Calbó, diputado del Partido Popular de Catalunya, uno de los siete grupos parlamentarios que forman la Comisión de Estudio de los Modelos de Seguridad y Orden Público y del Uso de Material Antidisturbios en Eventos de Masas. Esta comisión fue creada el pasado 26 de abril, y aprobada por el pleno el 27 de febrero. Solamente el PPC votó en contra de su creación. Curiosamente, el anterior intento de constituir esta comisión —la primera comparecencia de Tanno en el Parlament—, a finales del año 2011, obtuvo el voto negativo de CiU y la abstención de los populares. | Por MÓNICA SOLANAS

Nicola Tanno, en el momento de su intervención | Foto: PARLAMENT.CAT

Nicola Tanno, en el momento de su intervención | Foto: CANAL PARLAMENT

“Yo ya no puedo ver como vosotros, ni vosotros me veis a mí como yo era antes”

Ester Quintana, víctima de una bala de goma disparada por los Mossos d’Esquadra la noche del 14 de noviembre de 2012 en Barcelona

Para Nicola, el jueves 11 de julio era su segunda comparecencia. Ya estuvo el 15 de septiembre de 2011 en el Parlament para presentar, en representación de la Asociación STOP Bales de Goma, una instancia sobre el uso de las balas de goma y la creación de esta comisión. Pero el adelanto de las elecciones autonómicas hizo que el proyecto desapareciera de la lista de temas pendientes que tenía el gobierno de CiU. «Si no hay un cambio en el modelo policial, esto volverá a pasar», anunció Tanno en aquella ocasión. No se equivocó en sus predicciones… Aunque los convergentes se mantuvieron en el gobierno, ha costado un bazo, una reducción de capacidad visual y tres ojos más —el de Ester Quintana el último— que esta comisión viera por fin la luz. Para Ester sí era la primera vez. En nombre de Ojo Con Tu Ojo, la plataforma creada a raíz de los hechos que el 11N cambiaron su forma de mirarnos, se sentaba en la Sala 1 del Parlament de Catalunya para solicitar, de la misma manera que lo hizo Nicola Tanno, la prohibición del uso de las balas de goma por parte de los Mossos d’Esquadra. Pero no se trata de quedarse solamente ahí, y ambos lo dejaron claro a los diputados que estaban en esa Sala — además del Sr, Calbó, los miembros de la Comisión que intervinieron en la sesión fueron Gemma Calvet (ERC), Xavier Sabaté y Ferran Pedret (PSC), Jaume Bosch (ICV), Matías Alonso (Ciutadans), David Fernández (Grupo Mixto) y Lluís Guinó (CiU)—. El debate sobre el uso de estos proyectiles, sobre el Modelo de Seguridad y Orden Público, debe ser mucho más profundo.

[four_columns alpha=”0″ omega=”0″][dropcap_custom]”[/dropcap_custom]Ester Quintana: «Los ciudadanos no somos enemigos a los que hay que aniquilar o aterrorizar»“[/four_columns]

«Si no hay responsables; si no hay colaboración por parte de Interior; si ya se anuncia que se van a seguir utilizando las balas de goma, sin respetar cuáles puedan ser las conclusiones de esta Comisión, nosotros no aceptamos las disculpas». De esta manera terminaba Nicola su turno de respuestas a los diputados. Ester hizo una solicitud a los presentes: «Os pido que hagáis una reflexión política». Oyendo las preguntas de los comparecientes se podría suponer que la intención es conseguir lo primero y cumplir lo segundo. Pero solo son suposiciones. Y tampoco por parte de todos. Pere Calbó fue duro, muy duro: tanto con Tanno como con Quintana. Señaló que ambos partían de la premisa que las balas de goma debían ser prohibidas, y les dejó bien claro que el grupo al que representa defiende que «los Mossos d’Esquadra deben disponer de herramientas para garantizar la seguridad. ¿Qué alternativa entienden ustedes que deberían utilizar que sea menos lesiva?». Defendió la actuación siempre democrática de la policía autonómica. De sus palabras se desprendía que no concibe un modelo de actuación policial que no implique defensa y dispersión de los violentos y uso de escopetas y balas de goma. Lo cual deja muy claro cuál es el concepto de ciudadanía que tiene tanto él como el grupo político al que representa.

Fueron dos horas y media en las que la Sala 1 del Parlament se llenó de palabras, algunas harto repetidas por parte de los componentes de la Comisión y que siguen quedando muy cortas. También palabras importantes, porque eran palabras de vida: de todas las vidas que pueden evitar arrancar. Palabras que han aludido a todos esos hechos que han cambiado vidas; a hechos que se echan en falta por parte de Ester, de Nicola, de Carles, de tantos…

El periodismo ciudadano demostró que Interior mintió al afirmar reiteradas veces que la BRIMO no había disparado la noche que Ester Quintana perdió su ojo por el impacto de las balas | Foto: JORDI BENÍTEZ

El periodismo ciudadano demostró que Interior mintió al afirmar reiteradas veces que la BRIMO no había disparado la noche que Ester Quintana perdió su ojo por el impacto de las balas | Foto: JORDI BENÍTEZ

Algunas de esas palabras deberán seguir siendo repetidas para reclamar esos hechos que no llegan: hay una falta absoluta de colaboración por parte del Departamento de Interior. Impunidad; algo de lo que goza el cuerpo de Mossos d’Esquadra porque no se les puede identificar, porque no llevan de manera visible su identificación. Una impunidad que, cínicamente, en esta misma Comisión reclamó Josep Lluís Trapero, Comisario Jefe de los Mossos, disfrazada bajo el término seguridad jurídica. Responsables; tanto los que han apretado el gatillo como los que les han dado la orden de hacerlo; también de todos aquellos que les dan amparo. Víctimas; que han perdido ojos, que han visto disminuida su capacidad visual; que han perdido órganos vitales, que han visto morir a un hijo. Proporcionalidad; la que relaciona el daño a evitar con el daño que se causa para ello. Jerarquía de derechos; los de reunión, manifestación y libre expresión de los ciudadanos.

[four_columns alpha=”0″ omega=”0″][dropcap_custom]”[/dropcap_custom]Tanno: «Es cierto, en 2012 se dispararon balas de goma tres veces. Y se han perdido tres ojos»“[/four_columns]

Reparación; la que no han tenido quienes han recibido el impacto de una bala de goma y que va mucho más allá de la simplemente económica. Democracia; esa que es herida de muerte cada vez que un agente antidisturbios dispara su arma para disolver: «Los ciudadanos no somos enemigos a los que hay que aniquilar o aterrorizar», señaló Ester desde la mesa que presidía la Sala. Herramientas que garanticen la seguridad; que desde la Conselleria de Interior proclaman tan escasas, cuando las estadísticas cifran en 5,05 policías por cada 1.000 habitantes, una media muy superior a la del resto de Europa. Fuerza desmesurada; la de las balas de goma, que son disparadas a una velocidad de 300 km/h; también la que ejercen los antidisturbios cuando actúan sin que exista ningún tipo de desorden. Reconocimiento; el de todas las víctimas a que se diga alto y claro que sus vidas han cambiado porque un agente de la policía autonómica catalana les ha disparado. Asesinados; no muertos, asesinados. Modelo Eficaz; uno que no esté basado en la represión, en la brutalidad, en la implementación del terror; que no puede basarse en el disparemos a los manifestantes.

Un modelo que no se base en la provocación, táctica policial dictada por David Piqué, comisario de la policía catalana, en su tesina “El síndrome de Sherwood”:

Si la concentración o manifestación, que es lo que estamos hablando, no se prevé violenta, se puede provocar, con detenciones poco justificadas y nada pacíficas unos días antes para calentar el ambiente. […] Además de la estrategia previa, en cuanto algún grupo descontrolado empieza las acciones violentas, las unidades de policía no actúan; cuando la violencia empieza a ser generalizada, la actuación policial se retrasa deliberadamente hasta que los daños producidos son socialmente inaceptables. Es entonces cuando se producen las cargas policiales, que en ningún momento quieren ser disuasoria, no se disimula.

Informe de la asociación Stop Bales de Goma sobre el uso de los proyectiles por parte de la BRIMO [Clic para descargar]

Informe de la asociación Stop Bales de Goma sobre el uso de los proyectiles por parte de la BRIMO [Clic para descargar]

Esto es solo una pequeña muestra de las casi 40 páginas que ocupa esta locura enfermiza. «Una policía democrática no actúa de esta manera». La Asociación STOP Bales de Goma presentó el pasado 11 de junio el Informe 2013 SBG, aprovechando la creación de esta comisión, en el que se incluye un registro más detallado de las víctimas de bala de goma desde la Transición hasta hoy; estudios científicos sobre armas less-lethal; estadísticas europeas y nacionales sobre el número de policías/habitantes; una panorámica de las peticiones que hacen los organismos internacionales; y el uso que se hace de estas armas en otros países. Interior también elaboró un informe, a petición de esta comisión (ya se había pedido con anterioridad), sobre el modelo de Seguridad y Orden Público. En ese informe —que he leído atentamente y del que os hablaré en un futuro no muy lejano— no se habla apenas de las balas de goma. Es otra manera más de continuar con la estrategia del Departamento de no admitir que hay heridos por balas de goma. «Es muy bueno que ninguno de los componentes de la Comisión haya puesto en duda nuestro informe», comentaba Nicola a la salida de la comparecencia, «hay muchos datos técnicos y no los han rebatido»

 

Otra palabra repetida, otro hecho incumplido: justicia. Real. Nicola lo dijo alto y claro: «No somos víctimas de la violencia urbana, sino que lo somos de la actuación policial». Interior debe reconocer que existen heridos de bala de goma: «Hay un problema real, no teórico. Hay víctimas de balas de goma» El Director General de los Mossos, Manel Prat, afirmó en una sesión anterior de esta misma comisión que las ocasiones en las que se dispara esta munición son muy pocas. «Es cierto», respondía Nicola a la intervención de Prat, «en 2012 se dispararon balas de goma tres veces. Y se han perdido tres ojos». No es esta la eficacia que esperamos los ciudadanos por parte de los cuerpos de seguridad: «lo que no funciona debe quitarse». Y las balas de goma «son incontrolables, arbitrarias y desproporcionadas». Justicia, decía. También penal: Prat, también en su comparecencia para esta comisión, afirmó que el problema son los violentos y los que les dan amparo. «Y tiene razón», afirmó Tanno. «El problema es que los que nos dispararon a la cara, que nos hicieron perder un ojo, que hicieron sufrir a nuestras familias, aún trabajan dentro de la policía catalana. Los violentos son ellos y los que les dan amparo». Justicia, decía. También penal. Porque como Tanno dejó bien claro, «hay que encontrar a los responsables y que sea un juez quien decida si fue un acto injustificado o no»

[four_columns alpha=”0″ omega=”0″][dropcap_custom]”[/dropcap_custom]Tanno: «Hay que encontrar a los responsables y que sea un juez quien decida si fue un acto injustificado o no“[/four_columns]

Presunción. La de inocencia que Interior exige para con sus agentes. La que se proclama incluso desde los medios de comunicación para hablar del origen de las heridas de Ester Quintana, cuando existen informes médicos que confirman que su lesión responde a un disparo de bala de goma. Felip Puig, responsable de Interior cuando Quintana recibió el disparo de un Mosso, mintió en repetidas ocasiones diciendo que no se habían disparado balas de goma en la zona en la que ella se encontraba. Pero el soporte ciudadano ha sido muy importante en su caso. Sobre todo, porque se consiguieron pruebas irrefutables de las mentiras de Puig. «Por si alguien lo duda todavía, cuando me reventaron el ojo no pasaba nada, no había altercados». Los dos, Tanto Quintana como Tanno, respondieron a la pregunta de algunos integrantes de la Comisión sobre contactos que Interior hubiese tenido con ellos para preocuparse por su estado de la misma manera: ninguno. En estas condiciones, es difícil que puedan aceptar las excusas que sí han hecho de manera pública y a través de los medios de comunicación tanto Felip Puig como Ramon Espadaler, el actual responsable de Interior.

Una última palabra. Confianza. Quintana afirmó tenerla en la Justicia. Jaume Bosch le dijo a Tanno que es lo que demostraba tener en el Parlament con su segunda comparecencia. Confianza es una palabra muy poderosa y a la vez muy frágil. Esperemos que ese mismo Parlament no la rompa como permitió que se rompiesen los ojos de Nicola y Ester.

__________

La asociación STOP Bales de Goma quiere llevar el caso de Carles Guillot —perdió un ojo por el impacto de una bala de goma en el año 2001— al Tribunal Europeo de los Derechos Humanos, en Estrasburgo. Para sufragar los gastos que supone han iniciado una campaña de Goteo: con nuestra ayuda podemos conseguir que un resultado ganador en la resolución de su caso sirva para que jueces y fiscales del Estado Español investiguen con profundidad las demandas que se presenten contra las fuerzas de seguridad, y evitar así que el periplo judicial que están sufriendo las víctimas de la violencia policial se repita. De la misma manera, un caso de estas características puede generar jurisprudencia útil para cualquier ciudadano de la Unión Europea.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

About Mónica Solanas

"Nací con un lápiz y una libreta en una mano, mientras con la otra arrastraba algún libro. La curiosidad hizo el resto." Mónica Solanas ha trabajado de muchas cosas, pero es ante todo periodista. También enseña (o "ayuda a aprender", como le gusta afirmar) en nuestra escuela de comunicación libre. Si te ha gustado este artículo, no te pierdas su blog.

Comentarios