Una fotoperiodista en tierra de hombres: Joana Biarnés

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

En esta ocasión brindo homenaje a las valientes que un día deciden darle la vuelta a la tortilla y cambiar de vida de manera radical por seguir sus propios principios. Joana Biarnés es una de ellas. En pleno franquismo, abrió la veda del fotoperiodismo, considerado una profesión para el género masculino. Una época muy hostil para cualquier mujer que pretendía desarrollarse profesionalmente fuera de los muros de su propia casa.

Por SARA VELÁZQUEZ >

Joana Biarnés, entre compañeros de su profesión.

Joana Biarnés, entre compañeros de su profesión.

[four_columns alpha=”0″ omega=”0″][dropcap_custom]”[/dropcap_custom]El árbitro paró un partido Barça-Espanyol para impedirle realizar fotos mientras el público le gritaba ¡A fregar platos!”[/four_columns]

De nuevo revelamos una mujer estrella. Sandra Balsells, otra fotógrafa comprometida con la realidad, no dudó en hablarme de esta pionera del periodismo gráfico cuando un día le expliqué nuestro proyecto Revelando Estrellas. Joana Biarnés i Florensa, octogenaria nacida en Terrassa, creció queriendo ser telefonista pero pronto comenzó en el gremio fotográfico ayudando a su padre Joan, fotógrafo deportivo, a revelar en el laboratorio.

En febrero de 1953 un grupo de excursionistas descubrieron unas cuevas en Sant Llorenç del Munt y pidieron a Joan Biarnés un reportaje fotográfico. Joan tenía que cubrir un evento deportivo y su hija, sin pensarlo 2 veces, se ofreció a sustituirlo. Acompañó al grupo de espeleólogos en el segundo descenso. Su progenitor, al ver el resultado, decidió mostrarlas. Y así fue como “Juanita Biarnés” publicó su primer reportaje en el diario de Terrassa.

En aquella época, sólo un 15% de los trabajadores eran mujeres, la mayoría en puestos poco remunerados. Al principio Joana no tuvo problema, puesto que acompañaba a su padre a los eventos deportivos, pero cuando empezó a ir sola, fue objeto de una fuerte y absurda hostilidad, hasta el hecho de que le pararan un partido Barça-Espanyol para impedir que tomase fotos. ¡A fregar platos!, le gritaban.

Juanita, apoyada por sus padres, decidió estudiar en la Escuela Oficial de Periodismo en la Rambla de Santa Mónica. Allí se matriculó en 1956. Hasta entonces ya había publicado 58 reportajes en el diario Mundo Deportivo. Predominaban los temas relativos al ciclismo y el hockey, pero también realizó reportajes sobre fútbol, carreras de motor, atletismo o natación masculina. En contra de los modelos establecidos, la joven siempre buscaba la participación de la mujer en el deporte.

Antes de cursar Periodismo, Biarnés ya había publicado 58 reportajes en Mundo Deportivo. | Foto: JOANA BIARNÉS

Antes de cursar Periodismo, Biarnés ya había publicado 58 reportajes en Mundo Deportivo. | Foto: JOANA BIARNÉS

[four_columns alpha=”0″ omega=”0″][dropcap_custom]”[/dropcap_custom]En los años 50, sólo el 20% de las mujeres cursaba estudios superiores y sólo el 15% trabajaba con un contrato laboral”[/four_columns]

Cada viajaba de Terrassa a Barcelona para no perderse ninguna clase. El fotógrafo Luis Marsillach y el periodista Manuel del Arco influyeron a Joana. El primer día, del Arco le preguntó si le gustaban los toros; a ella le horrorizaba la sangre. Al terminar la clase, le encargó hacer un reportaje en el matadero. Biarnés se presentó allí un miércoles a las cuatro de la madrugada. Aquel día, los olores, los gritos de los animales que sacrificaban la dejaron mareada, pero al terminar preguntó si había más para fotografiar. Entonces le mostraron el museo de deformidades: una vaca con dos cabezas, una cabra con seis patas… Su profesor, al ver el trabajo, le presagió un futuro como reportera.

Pueblo: colaboradora, freelance y plantilla

Durante los años 50, sólo un 20% de los alumnos que cursaban estudios superiores eran mujeres. En 1959 Joana terminó los estudios, consiguió su carnet de prensa y se instaló en Barcelona. Al principio, la joven no creía tener posibilidades en la profesión y se dedicó a realizar fotografía de boda, infantil, moda e industrial para subsistir. En 1961 le hicieron una entrevista en el diario madrileño Pueblo, propiedad del Sindicato Vertical, la única organización sindical legal en España durante el franquismo. Allí la presentaron como una de las mayores promesas del reporterismo gráfico deportivo español. Inmediatamente comenzó su colaboración con el diario Vida Deportiva y consolidó su trabajo. Poco después, dos acontecimientos en el mismo año provocaron un giro de su carrera.

Riadas en Terrassa | Foto: JOANA BIARNÉS

Las riadas en Terrassa se saldaron con la muerte de cerca de un millar de personas. | Foto: JOANA BIARNÉS

En septiembre de 1962, Biarnés volvió de visita a su casa. Cuando llegó a Terrassa en el último tren, fue testigo de las riadas. Corrió a casa para preparar las cámaras, pero su padre le dijo que en vez de fotografiar, saliera a ayudar. A la mañana siguiente, juntos, hicieron las primeras fotografías del suceso: un extenso reportaje sobre las consecuencias de las devastadoras lluvias, imágenes que dieron la vuelta al Estado, el registro de la tragedia que se saldó con la muerte de cerca de un millar de personas que vivían cerca del cauce.

Un mes después, la joven viajó a Madrid para realizar un reportaje sobre motociclismo en colaboración con el periódico Pueblo. Cuando volvía a Barcelona, en el aeropuerto, conoció al Jefe de Relaciones Públicas del diario que le procuró asistir al Palacio Montjuïc para la edición de un concurso llamado La Cenicienta. Su padre le decía que en fotografía, siempre había que buscar “la” foto y Joana fotografió a la ganadora en el momento de perder un zapato mientras bailaba con el príncipe Alfonso de Borbón, motivo por el cual el director del diario la felicitó, invitándola a colaborar como freelance. Tras 10 años en Barcelona, viajó a Madrid para incorporarse: era la única “mujer fotógrafo” del diario.

Juan Carlos I, Marisol, el Eurovisión de Massiel o la llegada de los Beatles a España | Fotos: JOANA BIARNÉS

Juan Carlos I, Marisol, el Eurovisión de Massiel o la llegada de los Beatles a España | Fotos: JOANA BIARNÉS

[four_columns alpha=”0″ omega=”0″][dropcap_custom]”[/dropcap_custom]Al principio cubría todo lo que sus compañeros no querían hacer. Tenía prohibida la entrada, por ser mujer, en las Cortes Generales de Madrid”[/four_columns]

Al principio tuvo que cubrir todo aquello que sus compañeros no querían hacer, los trabajos más intempestivos. Tenía prohibida la entrada, por el hecho de ser mujer, en las Cortes Generales de Madrid. Pero Joana, que vestía muy femenina –calzaba 10 centímetros de tacón–,  empezó a ganarse el respeto de colegas de oficio y directivos gracias a su originalidad. En 1965, los Beatles actuaron en la capital, Joana realizó unas fotografías de la rueda de prensa, pero no quedó contenta. Se coló en el avión que los llevó a Barcelona, los siguió al hotel, llamó a la puerta y consiguió entrar. Durante tres horas que pasó con el grupo, tomó las fotografías exclusivas que le supusieron un contrato en Pueblo. Ya en plantilla, Joana trabajó en todas las secciones. Consiguió las primeras fotos al director de cine Roman Polanski en España después del asesinato a su mujer Sharon Tate.

En 1970 se casó con el periodista Jean Michel Bamberger, corresponsal de radio en España de París Match. Juntos organizaron una vuelta al mundo, que al final tuvo que realizar sola. En este viaje recorrió Japón plasmando el mundo de los bonsáis y la realidad de las pescadoras de perlas en la isla de Mikimoto. En Tailandia retrató los supervivientes del río Kwai que realizaban las visitas para turistas, explotados por el gobierno.

Desde Terrassa hasta México, su vertiente como fotógrafa documental es impresionante, pero poco conocida. | Fotos: JOANA BIARNÉS

Desde Terrassa hasta México, su vertiente como fotógrafa documental es impresionante, pero poco conocida. | Fotos: JOANA BIARNÉS

Independencia y abandono

Con el cierre de Pueblo al llegar la democracia, Joana comenzó su etapa laboral más productiva. Trabajó en diversos periódicos, revistas y agencias. Fotografió en el Kremlin al cantante Raphael, de quien se convirtió en fotógrafa personal. En 1975, descontenta por el amarillismo de la prensa del momento, creó la agencia Sincropress junto a su marido y otros periodistas. Personalidades como Anita Ekberg, Orson Welles, Luis Miguel Dominguín, Romy Schneider, Sara Montiel, Jackie Kennedy o Dalí fueron retratados por Joana. Fue una de las primeras en fotografiar operaciones a corazón abierto. Durante el rodaje de Zorro, aprovechó para fotografiar a algunas mujeres protagonistas de la revolución mexicana de principios de siglo. Allá por donde iba, “Juanita” aprovechaba para hacer reportajes. Podía escoger. Sabía escuchar y observar todo lo que sucedía a su alrededor. Conseguía captar lo más humano del personaje.

[four_columns alpha=”0″ omega=”0″][dropcap_custom]”[/dropcap_custom]En 1985 propuso a una revista un trabajo sobre un superviviente al cáncer, pero fue rechazado por no ser prensa rosa y decidió retirarse”[/four_columns]

A pesar de todo, en 1985 Joana Biarnés abandonó definitivamente la profesión. Su labor como fotógrafa terminó cuando le rechazaron un trabajo que había realizado sobre un superviviente de cáncer. El director de la revista le dijo que las fotos de las hijas de Lola Flores vestidas de Reyes Magos vendían más que aquel reportaje. Desde entonces, Joana cambió las cámaras por los fogones, convirtiendo su casa ibicenca en un pequeño restaurante, donde ofrecía platos de creación propia. Tanto en la cocina como en la fotografía fue una gran profesional. Gracias a su espíritu intrépido, su mirada libre de prejuicios, su empuje imparable y su visión única, ahora enfrentará a su siguiente aventura en la fotografía: su merecido reconocimiento.

* Agradecemos su ayuda a Cristina Algarra por las imágenes prestadas de Joana Biarnés que ella recopiló para su documental En tierra de hombres. ‘Una fotógrafa entre hombres. La historia de Joana Biarnés’ es un documental sobre la fotógrafa que ya está en fase de producción.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

About Sara Velázquez

Fotógrafa especializada en el ámbito artístico, es decir, el que cuestiona el propio medio. Ha trabajado codo con codo con fotógrafos como Christian Maury o Kim Manresa y publicado en medios como El País o la revista La Fotografía. Ha creado la sección "Revelando estrellas", donde desvela vidas de fotógrafos que no fueron reconocidos en vida. Es también docente en nuestra escuela.

There is one comment

Comentarios