Ilegales, a pesar de todo

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

¿Centros de Internamiento para Extranjeros o cárceles para delincuentes? ¿De qué formas se detiene y se interna a los migrantes? ¿Por qué siguen entrando personas a España en situación irregular? ¿Qué es lo que les hace irse de sus países? ¿Por qué ahora no interesa la inmigración ilegal? ¿Son los problemas migratorios responsabilidad de todos? Un espléndido videoreportaje del colectivo 15M BARCELONA intenta dar respuestas a lo que es, ahora más que nunca, un colectivo tan olvidado como la migración y la ENTREVISTA A LA PORTAVOZ DE ‘PAPELES PARA TODOS’ nos habla sobre la lucha diaria por conseguir la mejora de los derechos de los inmigrantes “ilegales”.

Video de 15MBCN
Entrevista de ROMÁN ALIMENA

[divider_1px_dashed]

 

Sobren raons. Tanquem els CIES.


[divider_1px_dashed]

 

Norma Falconi: “Nunca me doblegué a las exigencias del gobierno”

La portavoz de la plataforma ‘Papeles para todos’ nos habla de la dificultad de ser inmigrante “ilegal”.

Norma Falconi, activista y militante, es Ecuatoriana y vive en Barcelona desde hace 19 años. Lucha a diario para conseguir mejores derechos para los inmigrantes ‘sin papeles’. Recuerda el emblemático acontecimiento de los encierros del 2001 en la iglesia del Pi, es dura contra el gobierno y afirma que “el silencio es complice”.

¿Porque decidió dejar su tierra natal, Ecuador, y venir a vivir a España?

He viajado por muchas partes del mundo y dejé Ecuador porque mi pareja, que es español, trabajaba en Brasil y decidimos mudarnos allí. Hemos pasado dos años y por razones de salud de su padre, que vivía en Madrid, nos vinimos a España. Mi compañero toda su vida ha trabajado en Barcelona, así que desde el año 1992 estamos aquí, donde también ha crecido mi hija.

¿Cómo surgió ‘Papeles para todos’?

Nacimos en el año 1996, en respuesta al hecho de que el gobierno de Aznar expulsara de forma ilegal a 103 inmigrantes subsaharianos en Ceuta y Melilla y dos de ellos murieran en una cárcel al llegar a destino. La sociedad se revolvió y empezó a protestar. Muchos colectivos de inmigrantes nos reunimos y dijimos que no podíamos seguir en silencio porque eso nos haría cómplices. Un grupo de inmigrantes pensamos que podíamos demostrarle al mundo nuestra experiencia de organización y lucha.Fue muy difícil empezar porque el gobierno nunca nos dio subvenciones y empezamos a hacer un trabajo en los barrios, a estudiarnos la Ley de Extranjería para defender los derechos de inmigrantes.

¿Cómo se convirtió en la portavoz de la organización?

Ser portavoz fue un premio, fue demostrar más trabajo, estar donde te llamaran, preocuparte por buscar relaciones con las organizaciones de este país para explicar al mundo y sobre todo a la gente de aquí lo que significaba esa ley. Y además por una razón muy práctica: hablaba en castellano.

ROMÁN ALIMENA | Falconi es la portavoz de ‘Papeles para todos’ desde hace 16 años.

Uno de los hechos que marcaron fuertemente esta asociación fueron los encierros del 2001, ¿cómo surgió la idea de encerrarse en las iglesias y comenzar una huelga de hambre?

El Gobierno de Aznar había dicho que el día 23 de enero del 2001 se promulgaría la nueva Ley de Extranjería y que a partir de ese día todos los “sin papeles”, que eran más de un millón, serían expulsados. Para ese entonces habíamos hecho muchas manifestaciones y asambleas, juntado miles de personas, pero ni la prensa ni el gobierno nos escuchaban.

Éramos alrededor de 500 personas: paquistaníes, indios, marroquíes, bangladeses y latinoamericanos. Necesitábamos un lugar para realizar una asamblea cuando se propuso hacer una huelga de hambre. Buscábamos un lugar simbólico y surgió de manera espontánea ir a la Catedral de Barcelona, pero nos negaron las puertas. Finalmente pudimos acceder a la iglesia Santa Maria del Pi. Nos fuimos organizando, comenzamos con la huelga y con las negociaciones con el gobierno. Pedíamos regularizar a todos los inmigrantes sin papeles. La huelga de hambre finalmente duró 15 días.El apoyo de la sociedad catalana fue impresionante.

¿Qué consiguieron con ello?

El acuerdo con el gobierno a través de Fomento decía que nos debían ayudar a buscar trabajo, asignar un hospedaje temporal y pagar la manutención básica durante tres meses hasta obtener los resguardos de las cartas de regularización.

¿Cuáles fueron las consecuencias que trajo esta iniciativa en cuanto a la regularización de la inmigración en España?

Logramos que muchísimas personas encerradas y no encerradas consiguieran sus papeles con una regularización generalizada. Desarrollamos con nuestros abogados un artículo donde se hablaba de las “excepcionales” y le dimos un nuevo valor. Ahora muchos inmigrantes pueden obtener el permiso de residencia por causas excepcionales, por ejemplo por arraigo o por vía laboral. El gol que le metimos al gobierno  no lo perdonó nunca. Zapatero nos hizo un contraataque cuando nos exigió un contrato, antecedentes penales y el padrón.

¿Podría escoger un buen recuerdo y uno malo de aquellos 47 días?

Los 47 días fueron excepcionales, porque cada uno era distinto. Hacíamos asambleas diarias de cinco horas traducidas a siete idiomas. Recuerdo que la iglesia se llenaba de una luz fantasmagórica que daba una sensación muy impactante. Yo también hice huelga de hambre y padecí neumonía, pero aún así  estuve todos los días al pie del cañón. Nunca me doblegué a las exigencias del gobierno, porque además nos unía un hecho, la lucha por conseguir los papeles.

El único recuerdo malo que conservo es cuando me acusaron de robar los fondos que se habían recaudado durante el encierro, menos mal que pude demostrar que no fue así.

¿Cuáles cree que son las políticas de los diferentes aparatos de poder relacionados con el tema de la inmigración y Ley de Extranjería? ¿Cómo ve el futuro de los procesos de regularización en España?

Aquí la policía huele al ‘sin papeles’ y lo persigue. La política de inmigración a nivel español y europeo es feroz y sus acciones son claras: ir quitando los derechos a las personas. Ven al inmigrante como un obstáculo, una carga, y lo que quieren es una población sin papeles, sumisa y trabajando en negro. El gobierno exige y negocia cambiar las propias leyes de los países latinoamericanos para que los niños nacidos aquí no tengan derecho a ser españoles. De esta manera algunos consulados se convierten en una herramienta más de la expulsión de los inmigrantes sin papeles.
 La ley de extranjería ha cambiado mucho y cada vez más restrictiva. Lo que la Generalitat, ayuntamiento y Subdelegación de Gobierno hacen es aplicar el discurso de “integración”, que es una palabra manoseada y vacía. Encima la gente desconoce que no tenemos derecho al voto.

España dará papeles a los inmigrantes que compren pisos de 160.000 euros, ¿qué opina sobre esto?

Esta propuesta va dedicada especialmente a Rusia y China, que son dos potencias económicas, mientras que aquí hay un millón y medio de personas sin papeles y que por no tener un contrato de trabajo no pueden realizarse, por lo que tienen que vivir en condiciones terribles. Éste es el ejemplo más concreto de cuál es la política migratoria que tiene el gobierno del Partido Popular: lo que importa no son las personas sino el dinero.

¿Por qué luchan ahora en ‘Papeles para todos’?

Realizamos asesoría a los inmigrantes que no tienen nada. Les ayudamos a tramitar y conseguir su regularización en España, nos reunimos con trabajadores sociales y con los diferentes ayuntamientos para tratar la problemática de la gente que no tiene vivienda. Estamos también trabajando para que sea reconocido el padrón de 300 personas que están alojadas en una fábrica abandonada de Poble Nou. Desde que el PP subió de nuevo al poder es obligatorio pasar por un trámite de tres meses para obtener el Padrón, y sin Padrón no podemos acceder a la tarjeta sanitaria.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

About Alumnos DateCuenta

Somos una entidad sin ánimo de lucro dedicada al mundo de la comunicación libre cuya escuela sirve como fuente de financiación de sus proyectos. Queremos revolucionar la enseñanza de las materias de la comunicación gráfica y escrita: nos autogestionamos, somos prácticos, económicos y ponemos el componente humano por encima de todo. Este artículo ha surgido de la tutorización a su autor/a.

There are 2 comments

Comentarios