Los amantes de Alcarama: reconstruyendo las lagunas de la memoria

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Hace ahora 75 años, una España acababa de dar paso a un nuevo horror. Tras tres años de lucha por la defensa de la libertad y la democracia, la otra España fue sumida en una zanja más honda de la que trataba de salir. Minas, pozos, lindes de cementerios, cunetas, fueron sembrados con cientos de miles de cuerpos a los que los infames robaron su vida, su muerte, su nombre. Han tenido que pasar muchos años para que la novela Los amantes de la Alcarama pueda ser reflejo libre de una realidad tanto tiempo escondida.

Por MÓNICA SOLANAS >

rasko-date-cuenta

La novela digital “Los amantes de la Alcarama” ya está disponible en nuestra tienda (accede aquí)

[four_columns alpha=”0″ omega=”0″][dropcap_custom]”[/dropcap_custom]Los amantes de la Alcarama es la primera novela de la «Colección Rasko» editada por DateCuenta”[/four_columns]

El miedo mantenía los recuerdos reprimidos, las palabras silenciadas. No sé cuál es el momento en el que la primera palabra decidió salir de su escondite de susurros. Después de eso, muchas han sido las palabras que siguieron el mismo camino. Palabras que describían episodios enloquecedores. Palabras que muchas veces eran a medias, que obviaban detalles demasiado sangrantes, demasiado depravados para ser pronunciados. Realidades que muchos querían que no dejaran de habitar en susurros silenciados.

Y la realidad se adueñó también de la literatura. Novelas que tejían vidas de personajes inexistentes para dar vida a aquellos a los que los infames les robaron la vida, la muerte y el nombre. Muchos de esos personajes inexistentes han hecho posible reconstruir las lagunas de la memoria, de una memoria tan dolorosa para unos, tan vergonzante para otros, que había sido desterrada.

Valentina y Javier son dos de esos personajes inexistentes, que inician su viaje en Auschwitz-Birkenau para acabarlo tras la tapia del cementerio de un pueblo de Jaén, al pie de la fosa en la que descansaban los que para siempre serían los amantes de Alcarama. Rasko (@Raskolnistan) ha pasado a formar parte de esa gran tribu que roba el silencio a los susurros dando vida a las palabras a través de personajes de ficción.

Habrá quien pregunte el motivo por el que publicar otra novela más sobre memoria histórica. DateCuenta no se plantea esa cuestión. Los amantes de Alcarama lo explica por sí sola. Y a través de sus páginas da muchas razones para hacerlo. Empezando porque todos los ciudadanos de este país tenemos una deuda con la historia. Porque ahora es el momento, el tiempo se agota y no podemos perder ni un minuto más. Porque tenemos la responsabilidad de buscar las huellas borradas. Porque hay silencios que no merecen ser respetados.

Porque hay demasiados ciudadanos adormilados. Porque es necesario relanzar el debate sobre las exhumaciones y las responsabilidades del gobierno. Porque apremia hacer un ejercicio de autocrítica. Porque debe acabar el tiempo en el que sigua habiendo indiferentes. Porque es necesario pasar cuentas con la memoria y la justicia. Porque en este país hay millones de ignorantes.

Porque hay demasiadas balas habitando cuerpos que no las merecían. Porque no debemos dejarnos amedrentar por los insultos de los herederos de aquella ceremonia de sangre. Porque nada es fácil, ahora no lo es pero entonces mucho menos. Porque hay que desmontar las falacias del buenismo fascista.

Porque existe un mundo de nietos fusilados, de patrias robadas, de cunetas silenciosas, de asesinos impunes y de secretos inconfesables. Porque hay demasiados familiares a los que los fascistas nos privaron de conocer. Porque existe un propósito reparador de descubrir identidades, de permitir que los familiares puedan conocer la verdad de sus desaparecidos y darles una sepultura digna. Porque son muchos los cuerpos inocentes que buscan manos solidarias.

Porque necesitamos ser muchos más para que los que perdieran la voz consigan recuperar su dignidad. Porque quienes han dado y siguen dando voz a centenares de miles de desaparecidos merecen reconocimiento por su trabajo. Para que no se nos olvide, para que nunca más permitamos que algo así vuelva a suceder.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

About Mónica Solanas

"Nací con un lápiz y una libreta en una mano, mientras con la otra arrastraba algún libro. La curiosidad hizo el resto." Mónica Solanas ha trabajado de muchas cosas, pero es ante todo periodista. También enseña (o "ayuda a aprender", como le gusta afirmar) en nuestra escuela de comunicación libre. Si te ha gustado este artículo, no te pierdas su blog.

Comentarios