“Muchas gracias por tu recuerdo”

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

El pasado 31 de marzo falleció Flor Cernuda Arrones, histórica militante del Partido Comunista cuya historia rescatamos -pues ella no recordaba nada- para Vencidxs. Es la cuarta protagonista del proyecto que fallece desde que comenzó el año, pero nosotros seguiremos reivindicando su memoria. | Por MÓNICA SOLANAS

Flor Cernuda en 2011 | Foto: AITOR FERNÁNDEZ

Flor Cernuda en 2011 | Fotos: AITOR FERNÁNDEZ

[four_columns alpha=”0″ omega=”0″][dropcap_custom]”[/dropcap_custom]De su mente se borró que quisieron fusilarla y prenderla viva en una hoguera.”[/four_columns]

«Dicen que estuve en el Socorro Rojo, pero yo ya no me acuerdo. En realidad, ya no recuerdo nada. Vivo aquí, en esta residencia, desde hace diez años. Y casi nadie viene a visitarme.»

El pasado lunes 31 de marzo se apagaron los pocos recuerdos que le quedaban a Flor Cernuda, a once días de cumplir 96 años de vida. Una vida dura, de lucha, de resistencia. Ella ya no lo recordaba. Su memoria había borrado su afiliación a las JSU y al PCE. También su incorporación al Comité Ejecutivo Nacional del Socorro Rojo, cuando tuvo que ser trasladada a Madrid tras el estallido de la guerra.

Ya no recordaba que estuvo trabajando en las Brigadas Internacionales, ni que conoció a la fotógrafa Tina Modotti –el testimonio de Flor sirvió para confirmar que efectivamente estuvo en la guerra civil- ni que fue encarcelada en marzo del 39 y tardó cuatro años en poder regresar a su casa. En sus últimos años, su mente quiso ahorrarle el horror de rememorar cómo intentaron fusilarla, cómo pretendieron quemarla viva en una hoguera. Había olvidado que estando presa contrajo la sarna, enterró a su madre y supo de la desaparición de un hermano en el frente. Unas marcas en las piernas eran la única señal de la infección que las atacó, mermándole la movilidad.

Su pensamiento silenció también el regreso a su hogar, a Villacañas, y la urgente huida a Madrid para evitar la persecución de los fascistas. Del mismo modo quedaba en el olvido el entierro de su padre, que murió porque le negaron la asistencia médica. Le abandonaron los recuerdos de la detención en el 62, y de las palizas a las que la sometieron; también de cuando volvieron a apresarla en el 77, la última vez que pisó la cárcel. Su mente le hizo el triste regalo de la Paz, esa por la que tanto luchó y escribió.

«Por la Paz y por la Libertad fue la lucha que hicimos, y por ellas tengo centenares de poesías escritas. Aquí te dejo una de ellas. Muchas gracias por tu recuerdo.»

Por la Paz corrió sangre,
empapando la tierra. […]
Hay que conseguir la Paz
para los niños que llegarán mañana.
Flor Cernuda, lectura de escritos autobiográficos

__________

*El próximo 11 de abril, a las 19 horas, el CAUM (c/ Atocha nº 20) ha organizado un acto poético en memoria de Flor. Una celebración póstuma del que hubiera sido su 96 cumpleaños.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

About Mónica Solanas

"Nací con un lápiz y una libreta en una mano, mientras con la otra arrastraba algún libro. La curiosidad hizo el resto." Mónica Solanas ha trabajado de muchas cosas, pero es ante todo periodista. También enseña (o "ayuda a aprender", como le gusta afirmar) en nuestra escuela de comunicación libre. Si te ha gustado este artículo, no te pierdas su blog.

There are 2 comments

  1. Alfonso

    Hola soy un trabajador de la residencia donde vivía Flor Cernuda con la cual entable mucha amistad a raíz de conocer un articulo suyo en el periódico de CC.OO.
    Una buena persona luchadora hasta los últimos días de su vida que incluso se quejaba al director de la residencia, diciéndole que en la residencia veía menos el sol que cuando estaba en la cárcel.
    En fin una persona que sacrifico su vida personal por los demás, ala cual le robaron la juventud en la cárcel.

Comentarios