Leopoldo, la memoria y Cuba

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Ha fallecido Leopoldo Iglesias, uno de los grandes supervivientes del Partido Comunista y activistas del movimiento pro-cubano.

Por DATECUENTA

Una vez más no hemos llegado a tiempo. El pasado sábado falleció Leopoldo Iglesias Macarro, otro de los 107 personajes del proyecto Vencidxs, que esperamos poder publicar en primavera, y alguien muy especial para nosotros, ya que fue a la primera persona que conocimos, allá en unas jornadas de memoria histórica en el año 2008. Su última llamada fue para avisarnos de que visionáramos la película Miel de naranjas, que había basado parte de su historia en su experiencia.

Leopoldo nació en Nerva, pero vivió siempre en Sevilla. En la ciudad fue testigo directo de la represión ejercida por las tropas de Queipo de Llano y los fascistas sevillanos. Tomó contacto con el Partido Comunista y se convirtió en un guerrillero urbano. Organizó huelgas, participó en redes de apoyo a los presos antifranquistas y abasteció a la organización político-militar. En 1949 fue detenido y sufrió un consejo de guerra. Permaneció dos años en la cárcel, donde sigue organizado económicamente y al salir continuó con la lucha. En la actualidad, luchaba siempre por reivindicar el proyecto cubano, “un referente de estado socialista y verdaderamente democrático.”

Puedes conocer a Leopoldo en una buena entrevista, aquí

Un artículo de su hijo, Pepe Iglesias, aquí.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

About Aitor Fernández

Fotoperiodista freelance para el massmedia hasta que fundó DateCuenta. Entre sus proyectos destacan “Las voces de los cayucos”, “Mujeres valientes” o “Vencidxs”, donde se recuperaron más de 100 memorias orales para entender nuestra historia más reciente. También es docente en nuestra escuela de comunicación libre.

There is one comment

  1. Lucía Sócam

    Yo lo conocía.
    Y pocas personas mostraban su fuerza y su pasión por la Revolución Socialista que necesitamos. Nos contaba las anecdotas de sus años de lucha, cárcel y calndestinidad como si fuera un cuento. Muy emocionante.

Comentarios