Ana Álvarez-Errecalde: fotografía artística más allá de la autobiografía

Si buscamos en Google ‘parto’ las primeras imágenes que nos aparecen son mujeres estiradas con las piernas en alto, vestidas con batas verdes, rodeadas de una manada de médicos dando ordenes. Seguramente, estas imágenes son también las que nos vienen a la cabeza cuando pensamos en un nacimiento. Son las imágenes que el cine y la televisión han utilizado para ir malnutriendo nuestro imaginario colectivo.

Hemos crecido, por una parte, con la iconografía religiosa de maternidades virginales y puras, y, por otra, con la idea de partos asépticos y medicalizados de Hollywood que muestran a mujeres asustadas, que necesitan que les recuerden cómo respirar, cómo empujar, cómo parir.

Por WAYRA FICAPAL | @wayraficapal

‘El nacimiento de mi hija’ (2005) es una de las series más conocidas de la fotógrafa Ana Álvarez-Errecalde

Vamos a fijarnos ahora en las fotos que abren este artículo por unos segundos. Observemos a Ana, la protagonista y fotógrafa, exultante. En su cuerpo manchado de sangre, de vida. En que la placenta aún sigue dentro de ella, manteniendo por unos instantes largos la unión física entre madre e hija. Fijémonos en que nadie se ha apresurado a cortar el cordón umbilical, en que no está estirada en una camilla con las piernas en alto ni está rodeada de un montón de gente ordenándole qué hacer.

Ana Álvarez-Errecalde, primera fotógrafa invitada a la masterclass DateCuenta

De esto trata la fotografía de Ana Álvarez-Errecalde: de romper los esterotipos ligados al cuerpo de la mujer. De aportar nuevas representaciones de los cuerpos femeninos más allá del cuerpo como objeto del deseo masculino. De desafiar la historia única con la que nos hemos criado, predominantemente capitalista, patriarcal, racista. Por esto, en la Escuela DateCuenta estamos tremendamente contentos de anunciar que la artista argentina afincada en Barcelona Ana Álvarez-Errecalde será la primera invitada de las masterclases que organizamos cada año y que complementan nuestros cursos; en este caso, el de Proyecto Fotográfico y Tratamiento Digital (nivel 3).

El 23 de noviembre a las 11h en el Centre Cívic Pati Llimona podremos escuchar a esta fotógrafa que, a propósito de su obra El nacimiento de mi hija, explica que su maternidad “no es virginal ni aséptica”. Y continúa: “Soy el arquetipo de mujer-primal, la mujer-bestia que no tiene nada prohibido. Me alejo de Eva (y el castigo divino de «parirás con el dolor de tu cuerpo») para ver a través de los ojos de Lucy (uno de los primeros homínidos encontrados hasta la fecha)”.

Reportaje sobre Ana Álvarez-Errecalde

A través de su obra artística, que incluye fotografía, video e instalaciones, Álvarez-Errecalde explora temas como el valor de los cuidados en la crianza y maternidad, el duelo, la lactancia materna, la vejez, la piel como continente de identidad y la cesárea como una cicatriz física y emocional, entre otros.

Ana Álvarez-Errecalde: desafiando la censura

Desnudar el cuerpo femenino para darle un valor distinto al del gozo masculino, desgraciadamente, en nuestra sociedad suele dar problemas. La censura es lo que se encontró Ana Álvarez-Errecalde y la editora de la revista Hip Mama, Ariel Gore cuando, en el año 2014, anunciaron en Facebook la nueva portada de la revista. Una portada donde salía a página entera la obra Simbiosis, un autorretrato de la creadora en el que sale dando al pecho a su hijo de cuatro años, semivestida con un traje de superhéroe, y con la que pretende mostrar la relación simbiótica entre madre e hijo, “donde cada ser se completa por sí mismo pero se reinventan y fortalecen por las relaciones que establecen entre sí”.

Pues bien, esta preciosa imagen no solo sufrió la censura de Facebook –que empezó a borrar la fotografía de los timelines de los usuarios– sino que también tuvo que aguantar el veto de los vendedores de los quioscos. Los mismos vendedores que no tienen ningún problema en vender revistas con portadas con mujeres semidesnudas que enseñan tetas y culos, mostraron su desaprobación con la imagen y dejaron claro que no venderían en sus quioscos una revista con esa portada. ¿Qué es lo que les molestó tanto? ¿Ofende tanto la lactancia materna? ¿A caso es la edad del niño lactante?

Finalmente la revista publicó la imagen en portada con un punto rojo de censura tapando los pechos de la autora, y lo utilizó de forma irónica para llamar aún más la atención sobre esos senos supuestamente ofensivos. Además, en la entrevista que le dedicaba la revista, Ana Álvarez-Errecalde explicaba así la controversia: “La violencia hacia las mujeres comienza con la represión de la sexualidad, la apropiación del parto, la interferencia en todos los ciclos vitales y la creación de roles manipuladores. Una madre negada también negará su cuerpo y su presencia a sus hijos, por lo que estos se conformarán con nuestra sociedad desatendida, no amada y sin nutrir”.

¡Qué ganas tenemos de escuchar a esta artista y conocer más sobre su obra!

El evento de Facebook: http://facebook.com/events/2134019293566168/

Facebook censura nuestra publicidad sobre el evento de Ana Álvarez-Errecalde

Tras la publicación de este post, se inició, como de costumbre, una campaña en Facebook para dar a conocer el trabajo de Ana Álvarez-Errecalde y su asistencia a la primera clase magistral DateCuenta. Simplemente, promocionamos el post haciéndoselo llegar al público que consideramos objetivo, y especificamos que ese público fuera mayor de edad.

Inicialmente, el anuncio fue aprobado, pero a las pocas horas llegó un bloqueo del anuncio y de la publicación orgánica -que estaba funcionando muy bien- tras «una segunda revisión».

Facebook vuelve a censurar el trabajo de Ana Álvarez-Errecalde
Facebook vuelve a censurar el trabajo de Ana Álvarez-Errecalde, esta vez con nuestra publicación

Tratamos de argumentar a Facebook que la razón de su censura tenía que ver con su política de privacidad, sino con sus prejuicios. Tenemos conocimiento de que las redes sociales ya no pueden censurar imágenes de partos. Su respuesta fue que la imagen «da miedo, es gore, sensacionalista o contiene excesivo contenido de sangre» y que el post al que llevaba el anuncio (éste) no era un post con un mínimo de calidad. Volvimos a argumentarlo, pero la respuesta que volvió a llegar era el mismo copia y pega.

Vamos a seguir intentando que la publicación pueda llegar y que muchas personas puedan asistir al encuentro con Ana Álvarez-Errecalde. ¿Puedes ayudarnos compartiendo este artículo?